Marjefca s groshquiem (PL: marchewka z groszkiem) - zanahoria con chìcharo

09:41:00

Esta es una de mis top guarniciones. Combina muy bien con pechuga de pollo empanizada. Sabe realmente fabuloso con papas cocidas y huevo estrellado. Gracias a la harina, no se te cae del tenedor, que para mi siempre es una plusvalía. Nada peor que chìcharo que se te escapa y lo tienes que seguir por todo tu plato, luego mesa, y finalmente comedor.



Ahora, hay un modo muy fácil de hacer este acompañamiento, aunque a mi no me gusta. Y la solución es... una lata con zanahoria y chìcharo. Sì, ya sè, vaya sorpresa. ¿Por què no te gusta, si es fácil y rápido?, me preguntan. La verdad, de todas las marcas que probè, el chìcharo se me hace mas duro que la zanahoria. Y esto no cae bien para nada. Así que prefiero cocer mi zanahoria y mi chìcharo. La forma en la cual me facilito la vida es comprar chìcharo congelado. ¿Y por què no de lata? me preguntan. Pues, el congelado es chìcharo puro, mientras el de la lata tiene bastante azúcar añadida. Y para mi chìcharo ya es bastante dulce, asì que se me hace ridìculo comer este azúcar sin que sea necesario. Bueno, ahì vamos.

Porciòn: 4-6
Tiempo de preparaciòn: 30 minutos

Ingredientes:


  • 0.5 kg de zanahoria
  • una taza de chìcharos congelados
  • un trocito de cebolla
  • media taza del agua en que cociste las verduras
  • una cucharada de harina de trigo
  • una cucharada de mantequilla
  • sal y pimienta al gusto
Procedimiento:

  1. Pon agua a hervir con una cucharadita de sal.
  2. Lava y pela las zanahorias. Cortalas a lo largo y añade al agua ya hirviendo. Esto es bastante importante, porque con agua a esta temperatura, lo que sea que eches en ella, se va a sellar. Quiere decir que se va cocer muy rápido por exterior, así que el sabor, tanto como los nutrientes, se quedaràn dentro. Tapa la olla, para que el agua siga hirviendo.
  3. Prepara tu taza de chìcharos. Añadelos cuando zanahoria ya casi esta suave, después de unos 15 minutos de cociòn. 
  4. Ya cuando esta todo cocido, colalo, pero conserva este caldito.
  5. Prepara la harina con media taza del agua en que cociste las verduras. Solo mezclalo muy bien. No pueden quedarse grumitos, porque ya no podrás deshacerte de ellos. Si gustes, checa mi truco para poder hacerlo sin esfuerzo. 
  6. Corta la zanahoria en cubitos, si tienes, usa una cortadora, como se ve en la foto. (Yo corto la zanahoria después de cocerla, porque se me hace màs fàcil que cortarla cruda - es mucho màs suave.)
  7. Pica finamente el trocito de cebolla y fríela con mantequilla. Hazlo con flama baja, para que la cebolla se dore, pero no quede crujiente. 
  8. Añade la zanahoria y los chìcharos y mezcla bien. Sazona con sal y pimienta.
  9. Añade el caldito con harina y sigue revolviendolo hasta que se espese. Si sientes que se hizo muy espeso por alguna razón, simplemente añade un poco màs del caldito.
¡Smachnego!

You Might Also Like

0 komentarze