Domovy macaron (PL: domowy makaron) - pasta casera

23:06:00

Mayoría de los veces cuando mi mamà hace caldo de pollo, lo acompaña con una rica pasta casera. Me encanta la  pasta casera, aunque tarda en hacerse. Bueno, en comparación con sacar un paquete de fideo del cajón y abrirlo. A mì me asombra la rapidez con la cual mi mamà puede hacer esta pasta. Se me hace que me faltan unos años de practica. Pero que se puede, sì se puede.



Porción: 8-10
Tiempo de preparación: 45 minutos

Ingredientes:


  • 250 g de harina de trigo
  • 2 huevos
  • 1/4 de vaso de agua
  • agua purificada para cocer la pasta
  • 1 cucharadita de sal
  • un chorrito de aceite
Procedimiento:

  1. Cierne la harina y hazle un pozo en el medio.
  2. Añade los huevos y empieza a mezclar.
  3. Poco a poco empieza a añadir agua. Es posible que no vas a necesitar todo el agua, depende de que tan grande son los huevos que usas. Si se te pasa, solo añade màs harina mientras lo amasas.
  4. Amasa hasta que la masa quede elástica y suave, unos 10-15 minutos. Si la sientes muy pegajosa, échale un poco màs de harina.
  5. Pon agua purificada a hervir, échale una cucharadita de sal y un chorrito de aceite.
  6. Mientras estas esperando el agua, ponte a estirar la masa. Para hacerlo màs fàcil, parte la masa en tres o cuatro, depende de que tan grande es el superficie que vas a usar. Échale bastante harina al superficie. Agarra una de las partes de tu masa y las demás, cúbrelas con una toalla de cocina para prevenir que se sequen. Estira la masa bien. Como es bastante elástica, te puede costar trabajo, ¡pero no te rindas! Tiene que quedar muy delgada. Mientras la estiras, échale màs harina, dale vuelta, estira màs.
  7. Ya que quede delgadita, córtala en tiras de 4-5 centímetros de ancho. Si no se nota harina encima, échale màs. Tienes que prevenir que tus tiras se peguen uno al otro cuando los amontonas. 
  8. Ahora corta tiritas muy finos a lo ancho de tu masa amontonada.
  9. Una vez cortado todo, mueve tu pasta y separa lo que se haya pegado.
  10. Ya puedes añadir tu pasta al agua hirviendo. Una vez dentro, mueve el agua con cuidado, para prevenir que la pasta se pegue. Deje que se cocine unos 5 minutos o hasta que quede suave. Vacìalo en una coladera y enjuaga con agua frìa para parar la cocción y deshacerse de almidón que vuelve la pasta màs pegajosa. 
  11. Sigue con los pasos 6-9 con lo demás de tu masa. Si no quieres cocer toda tu pasta, la puedes dejar a secarse encima de una toalla de cocina, en un lugar seco y fresco. Ya que se seque bien, lo puedes guardar por unas semanas y usarlo cuando quieras.
  12. Sìrvelo, por ejemplo, con un rico caldo de pollo. Puedes encontrar mi receta para caldo aquì.

You Might Also Like

0 komentarze